sábado, 21 de abril de 2012

Treinta postales de distancia

Este es el comienzo de un cambio en este blog. Este post va a ser el primero de unos cuantos, que expresarán mi opinión sobre las impresiones personales que me causan los libros que vaya leyendo en las próximas semanas. Con una particularidad, todas estas entradas serán sobre un grupo de escritores, la denominada Generación Kindle.
Es una forma de mostrar mi apoyo a un grupo muy heterogéneo de valientes deseosos de contar historias de la mejor forma posible, de la mejor forma que conocen; escribiendo.

Si quieres conocerles, antes de que pasen a través de mis ojos por este pequeño espacio, los puedes encontrar en Generación Kindle o descubrirles en @Gen_Kindle a través de twitter. Sólo me queda dar las gracias a @MARC_intosh y @wishu por crear y mantener ese espacio común.

Y sin más dilación, comienzo a contarte una muy agradable sorpresa. La novela en cuestión da nombre a esta entrada. A primera vista uno diría que es una novela romántica, de hecho; la propia autora, Sara Ventas, intentó que primero leyera a otro @Gen_Kindle  (Una cosa que caracteriza a esta generación es la cercanía con sus lectores a través de las redes sociales y puedo asegurar que eso no tiene precio como lector. Por cierto a la autora la puedes encontrar en el twitter @TreintaPostales) por si acaso ese género no fuera de mi agrado o estilo, pero según la 'desenvuelves' esa impresión comienza a desaparecer; con esa primera definición posiblemente se perdería la esencia de la misma. Yo le daría una oportunidad, porque es mucho más que eso y seguramente quedes gratamente sorprendido.

  - NOTA: Incluso a los hombres les gusta ;-) -

La lectura comienza presentándonos a su protagonista, Sofía, un ciclón en formato mujer. Sinceramente, personalmente si me encuentro a esta Sofía por la calle no creo que aguantara cinco minutos (Quizás diez, quizás exagero);  lo curioso de este libro es que ha conseguido enamorarme de ella a través del sentido del humor; la cercanía de los diferentes personajes, principales o secundarios, es palpable a lo largo de toda la lectura y la capacidad como lector de leer los pensamientos de los diferentes personajes que entretejen la novela te permite disfrutar de sus vidas con mayor interés. 

Me encantan los diálogos, cargados de frescura, naturalidad y ese detalle de permitirte entrar en sus cabezas, en sus pensamientos, va generando a su vez mayor naturalidad en todo el desarrollo. Uno se va enganchando a lo largo de las páginas, deseando descubrir, que va a ser de Sofía y de su vida. 
Y el contraste entre los protagonistas y co-protagonistas de la novela, ayuda a afianzarte al dispositivo electrónico de turno (Otra cosa que caracteriza a esta generación es su apuesta decidida por el formato electrónico) y seguir leyendo. Vas a ver 'desfilar' a Manu, Andrés, Jaime, Marta, Alex, Susana, etc.
Y todos ellos forman, gracias a la autora, una novela divertida, amena, de rápida lectura, fresca y actual, donde los personajes cobran relevancia mientras descubrimos sus vidas, vidas como la mía o la tuya; en la que las casualidades, decisiones, supersticiones... o  prejuicios nos van llevando por la misma con familia y amigos y van entretejiendo lo que acabamos viviendo.

Como ves mi impresión es positiva, valoro que una novela me haga sentir (Muy amplio lo sé) y en este caso lo ha conseguido. He disfrutado con su lectura, me he reído o sonreído en bastantes momentos (Alguien en el metro se preguntaría que leía, seguro. Algunas caras son transparentes cuando levantas la vista del libro digital) disfrutando del número trece y con las Treinta postales de distancia.

No quiero contar más, no quiero destripar la novela más si cabe y permitirte descubrirla por ti mismo y solo me queda recomendarte que la compres, la puedes encontrar en Amazon a un módico precio de 0,89 céntimos de euro; sí, esta es otra característica de la Generación Kindle. De manera que ya no hay excusa para no darle una oportunidad a tu pasión por la lectura y/o desarrollarla.

De hecho, las últimas noticias, posiblemente en los próximos días (¿Día 26 de Abril?) este disponible en la iniciativa 1 libro 1 euro colaborando con Save the Children. Aunque yo no sé si dejaría pasar tanto tiempo ;-)


Y quizás, muy pronto, en tu librería más cercana.  Un saludo.

Actualización: Ya ha llegado el día; ayer día 26 Treinta postales de distancia  en papel. A disfrutarla.Yo ya lo pedí en mi librería de siempre (A ver si consigo que la autora me lo dedique en alguna una presentación del libro que haga).

Juan Luis Galán Olmedo

Nota: Mi opinión es mía, pero si quieres hacerte otra idea te remito a una ávida lectora cuya opinión quizás acabe convenciéndote, o no. Lanzo el testigo a La biblioteca de Montse :-)



6 comentarios:

  1. Lo tengo pendiente. Tengo que hacerme con el.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro, es divertida y rápida de leer (Eso nunca sé si es bueno o malo).

    Seguro que te gusta.

    Por cierto,menudo lío me has montado con tu frase para esta semana. Se me hizo imposible el reto del Titanic (Bueno lo tengo guardado porque no me gustó el resultado) y no lo has puesto nada facil ;-p

    A ver si lo consigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Anda! Qué chulo. Y si tiene romance para qué más. Con lo que me gusta eso... :) La verdad, es que gracias a tu post, dan tremendas ganas de leerla. Sabes engatusarnos ¡Je,je!

    Un saludito :)

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo dudes, merece la pena. ;-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. La he leído, mejor dicho, me la he comido con patatas y me ha encantado,!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corre a poner una reseña en Amazon, seguro que le gusta a Sara. A mi también me gustó mucho, que puedo decir.

      Un saludo.

      Eliminar