domingo, 15 de julio de 2012

Expectación

La sabana estaba a punto de caer. En ese instante sus cuerpos se tensaron y toda su musculatura adaptó las más extrañas posturas para evitar el fatal desenlace. Demasiados ojos atentos a aquella sabana negra que les tapaba, entre otras, sus partes más íntimas. 

No querían sufrir la vergüenza de verse expuestos, desnudos, ante aquellas miradas expectantes, no querían ser personajes de la obra en la que participaban. Ese papel era para la princesa, para el príncipe, para la bruja malvada… 

Sus manos debían de ser las únicas visibles, las que movían los hilos de los protagonistas de aquel cuento, que aquellos niños disfrutaban.


Juan Luis Galán Olmedo

Participando de la iniciativa El Cuentacuentos

5 comentarios:

  1. Me encantó! Disfruto cuando el micro me sorprende habiéndome previamente atrapado en su emboscada.

    Gran construcción y precioso homenaje también al pequeño escenario de siempre.

    Un abrazo y a seguir volando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustara y haberte hecho caer en la trampa ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Jijijiji. Corto, pero intenso, jajajajajajja. Muy bien hermanito, sigue así. Besitossssss

    ResponderEliminar