miércoles, 30 de enero de 2013

Paranoia

-A veces tenía la convicción de que alguien le estaba observando. Esa es la sensación que tu personaje debe de transmitir.

-Una mezcla entre temor, carácter huidizo...¿es eso? 

-Sí, pero no olvides que además debes de reflejar la sensación de incertidumbre puesto que también debe de transmitir que se está volviendo paranoica. ¡Muy bien, comencemos!

La grabación de las escenas tenía que comenzar. Ella entra en el baño con la toalla alrededor de su cuerpo y entra en la ducha dejándola en lo alto de la mampara. El director por su parte ya esta imaginando como la cámara girará alrededor del cristal opaco mientras se retrotrae a otra estancia desde donde se puede ver una sala donde una figura de espaldas, se intuye que un hombre, contempla la misma escena. En ese momento tras unos segundos, pulsará un interruptor en un gran cuadro de mandos sobre el escritorio y se ve que en el monitor cambia la imagen viendo a la protagonista desde una vista cenital, exponiéndola por completo al espectador. 

El día había sido largo, pero las escena habían sido grabadas sin mucho problema; el posterior trabajo en la sala de montaje no sería complicado. Se despidió de todo el equipo y volvió a casa poniendo a su Carrera al límite de sus fuerzas. Tenía prisa. 

Al llegar fue directamente a la sala de montaje y suspiró al ver que su musa acababa de llegar a casa. Se sentó en la silla frente al monitor y la vio ir al baño. <<Siempre he preferido la vida real>> pensaba mientras disfrutaba de la imagen que devolvía aquella pantalla.


Juan Luis Galán Olmedo

Participando en la iniciativa: El CuentaCuentos

6 comentarios:

  1. ¡Guay! tener a esa persona al lado. Afortunados los que disfruten de un amor real :)

    Un saludito :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Esther, me has ayudado a ver que tal y como estaba no reflejaba lo que quería. Creo que ahora queda más claro. Espero que si te vuelves a pasar me cuentes que te parece, me da que cambia bastante.

    Un saludo. Gracias nuevamente.

    ResponderEliminar
  3. Vengo de ver unas escenas de Hitchcock en donde, como no, hacen un guiño a la más famosa de Psicosis. Y tras leer tu, gran relato porque capturas muy bien ese momento invisible que existe en la mente de quienes como él trabajan en el cine, entiendo que suspire de tal forma al saberla ya en casa :)

    Un abrazo y chapeau por tu reseña de La estación Orichalcum!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alaga lo que dices. Me alegra que se acerque un poquito a esa sensación que transmitía el genio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Si, fuimos dos entonces los que pensamos en Hitchcock. Muy buen relato.

    ResponderEliminar