viernes, 8 de marzo de 2013

Hagakure

El honor del samurai de Yamamoto Tsunetomo es un libro que me va a costar definir.
Reconozco que es una de las lecturas más difíciles a la que me he enfrentado últimamente.

Según he leído he tenido la sensación de encontrarme ante una recopilación de consejos, apreciaciones sobre la vida desde un punto de vista bastante lejano a mi cultura, siempre encaminados y referidos a la figura del samurai (Un guerrero que posiblemente es un desconocido para muchos, yo incluido). En algún momento dan ganas de cerrar el libro porque algunas apreciaciones son difíciles de digerir desde mi punto de vista occidental y en pleno siglo XXI. Por otro lado, ese fue uno de los motivos por los que me animé con el libro tras ver una recomendación sobre él de @gabrirodenas.

Lo mismo que casi me hace cerrar el libro es lo que me forzó a seguir leyendo. No es una lectura fácil,  de hecho creo que es una lectura que hay que realizar varias veces para obtener más de ella que la primera vez que le das una oportunidad.

A pesar de todo esto a lo largo de las páginas hay algunas reflexiones bastante interesantes sobre un estilo de vida y de enfrentarse a esta que es bastante lejana a la actual y aún así deberían ser anotadas y puestas en práctica. No voy a mostrar cuales son a mi parecer dejándote a ti como lector, que tras tomar la decisión de leerlo, lo valores tu mismo. 

Un libro denso, que no extenso y que te puede alejar de las lecturas más habituales y a las que quizás estés más que habituado. En ocasiones hay que salir de la zona de confort; también, como lector. Y por esto te animo a aventurarte en su lectura. 

Juan Luis Galán Olmedo

1 comentario:

  1. No he leído este libro que comentas, pero leí uno que se titulaba "El código del samurai" y más o menos cumplía lo que describes.

    Es díficil de digerir, pues da consejos y recomendaciones que nos quedan muy lejos y ya hemos dejado en el pasado. Sin embargo no hay que olvidar que cierta parte de la cultura japonesa sigue muy ligada a ese código de "honor samurai" y siguen creyendo en la deshonra a pies juntillas.

    Pero como bien dices, a veces hay que abandonar la zona de confort incluso en la lectura.

    Abrazos.

    ResponderEliminar