viernes, 15 de marzo de 2013

Soltando lastre

Y el baúl se quedó vacío. Todo había comenzado cómo una necesidad de recuperar espacio ¿Cuantas alegrías y tristezas habría dentro? La idea, la original era separar unas de otras. Una vez hecho, sería más fácil deshacerme de las malas y así quedarme con lo bueno. ¿Quién no querría? 
Imaginé que habría más recuerdos gratos que desagradables; sin embargo, según cogía los retazos del pasado, el montón negro superaba con creces al blanco independientemente de los colores que emanaban de cualquiera de ellos. Al final, cuando el baúl estaba vacío y tras ver el trabajo realizado me sentí mas tranquilo, más sereno. Sin darme cuenta era yo mismo. No hubo duda en deshacerme de los objetos con mala energía. 

Lo curioso es que tras un rato pensándolo y tras una discusión conmigo mismo decidí tirar también los que recordaban buenos ratos. Empecé intentando recuperar espacio y acabé sintiéndome para comenzar de nuevo. Ningún objeto era necesario; sólo yo, y todo lo vivido, comenzando de cero.


Juan Luis Galán Olmedo

Participando en la iniciativa: El CuentaCuentos
Si te gustó, ayúdame a promocionar Utopía de sueños haciendo click en el botón (Sólo enlace, no descarga).

2 comentarios:

  1. Muchas veces es lo mejor, empezar de cero sin que importe el pasado para crear un futuro nuevo :)

    bessos!

    ResponderEliminar