lunes, 15 de julio de 2013

El precio de los libros (ii)


Hasta aquí una opinión y a partir de ahora voy a mostrar algunos datos. Voy a usar AMAZON como base porque es posiblemente la tienda de libros electrónicos más importante y porque la conozco de primera mano al haber publicado Utopía de sueños en dicha plataforma.

A partir de su lectura que cada uno saque una conclusión sobre si un libro es caro o no. Para empezar comienzo con  una gran verdad que muchos desconocen como lectores y con la que acabé el primer artículo de esta serie.

NO, publicar en AMAZON no es gratis.

De hecho, la gran plataforma de publicación se queda con un 65% del beneficio del libro  si tu ejemplar vale menos de 2,60 euros. Si vale más, ese porcentaje se reduce al 30% + una comisión en función del peso en KB del archivo digital.

Al porcentaje que se queda Amazon hay que añadir además que en España el IVA del libro digital es del 21% aunque Amazon al tributar fuera del país lo hace al 3% (Uno de los motivos de rechazo por parte del sector del libro hacía este gigante y en este caso me parece que con bastante razón -Aunque yo lucharía porque el IVA en España se igualara al 3% que paga Amazon y no que Amazon pague el 21% que paga el resto-).

Un libro da por lo tanto en AMAZON entre el 35% y el 70%  de los beneficios en función del precio de venta como ya se explicó (Elimina IVA y comisiones si se aplican) del libro. Si además ese autor está editado con una editorial descuenta el margen negociado entre ambos, en digital, que dependerá del contrato firmado.

Un (kit-kat) en el tema digital: Si hablamos en papel, una librería se queda habitualmente con el 30% del valor PVP del libro (Aunque creo que las ofertas o rebajas puntuales se mueven sobre todo por este margen). Los márgenes de un autor en papel normalmente son del 10% del PVP del libro. El IVA en papel a día de hoy es del 4% (Aunque me temo que va a subir próximamente -¿al 10%?-). Desconozco donde se va el 56% del PVP que resta, pero me temo que de este la mayor parte se lo queda la distribuidora y no la editora. Imaginemos (Habrá que ser benévolo) que es a medias: Distribuidora y editorial se quedarían con el 28% respectivamente en ese caso.

En cualquier caso, analógico o digital, toda la cuenta que echéis dará como resultado un beneficio antes de impuestos. 

Como lo mejor es ver ejemplos reales,  voy a mostraros dos. Uno con un libro con precio por encima de ese límite que marca Amazon de 2,60 euros para aplicar un royaltie de 70% para el autor/editor o por debajo de ese límite en el que aplica el 35%. Al grano.


'Imaginemos' que Utopía de sueños vale actualmente en Amazon 2,85 euros.

Ya que el peso del archivo es de 0,64 MB -Imaginación al poder ;-) - , la comisión de peso aplicada por Amazon en este caso es de 0,08 euros dejando 2,77 euros a los cuales se debe de aplicar el IVA del 3% que aplica Amazon (0,08 euros) quedando 2,69 euros respecto a  los que se aplican los royalties.

En este caso hay que descontar el 30% de comisión directa de Amazon (0.81 euros) por lo que el royaltie recibido por la editorial o autor quedaría en 1,88 euros (70% desde los 2,69 euros). Eso respecto a cada libro vendido implica que cada agente implicado recibiría:

Lector: Un libro a un precio económico.

Editorial/Autor: 66% (1,88 euros de 2,85 euros pagados por el lector.) 

Amazon: 31% (0,81 + 0,08 = 0,89 euros de 2,85 euros pagados por el lector.) 

IVA: 3% (0,08 euros de 2,85 euros pagados por el lector) 

En el caso de Utopía de sueños el acuerdo con AriadnaBooks en su momento fue del 50% sobre beneficios antes de impuestos (Sí, después, cada parte implicada pagaría sus correspondientes impuestos en función de los beneficios, pero sinceramente voy a omitirlo por no ‘deprimirme’ más aún) por lo que a su vez ese royaltie de 1,88 euros debería de ser dividido entre dos.

Autor: 33% (0,94 euros de 2,85 euros pagados por el lector.) 

Editorial: 33% (0,94 euros de 2,85 euros pagados por el lector.) 

Este acuerdo es de los más ventajosos que me he encontrado con una editorial, ya que normalmente el porcentaje del autor o era igual al del libro en papel (10%) o no superaba el 30%. Yo no haría cuentas sobre cuántos libros debe de venderse para que resulte rentable, ya que habría que contar el coste (Y los impuestos tras beneficios) y eso da para otra entrada, pero en mi caso particular te diría que si quisiera estar en equilibrio financiero contando como coste únicamente la mitad del coste de la ilustración –portada- que sí pagué yo de mi bolsillo (Y porque al usar la misma ilustración en papel lo he dividido entre dos) debería de vender 80 ejemplares y eso gracias a que AriadnaBooks en su momento decidió renunciar a su porcentaje de beneficios en la plataforma Amazon sobre Utopía de sueños porque si no necesitaría vender 160 ejemplares para obtener el mismo resultado.

Y no, aún no he vendido ni la mitad de esos ochenta ejemplares necesarios para conseguir tal hazaña.


Y sin más, ahora el segundo ejemplo:

Imaginemos que Utopía de sueños vale actualmente en Amazon 1,69 euros.

Amazon en este caso se queda automáticamente con el 65% del precio después de IVA, dejando el royaltie en el 35% . Eso sí, en este caso, Amazon decide no cobrar la comisión de peso del archivo digital (No es para darles las gracias como intuirás).

Al precio PVP del libro habría que restarle el 3% ( 0,05 ) de IVA . De los 1,64 euros que quedan aplicamos los porcentajes descritos y la situación quedaría así. Por cada libro vendido esto es lo que se recibiría por cada agente implicado (El porcentaje es ya respecto al PVP):

Lector:  Un libro a un precio muy económico.

Editorial/Autor: 34% (0,57 euros de 1,69 euros pagados por el lector.) 

Amazon: 63% ( 1,07 euros de 1,69 euros pagados por el lector.) 

IVA: 3% (0,05 euros  de 1,69 euros pagados por el lector.) 

En el caso de Utopía de sueños el acuerdo con AriadnaBooks en su momento fue del 50% sobre beneficios antes de impuestos (Sí, después, cada parte implicada pagaría sus correspondientes impuestos en función de los beneficios pero sinceramente voy a omitirlo por no ‘deprimirme’ más aún, otra vez) por lo que a su vez ese royaltie de 0,57 euros debería de ser dividido entre dos.

Autor: 17% (0,28 euros de 1,69 euros pagados por el lector.) 

Editorial: 17% (0,28 euros de 1,69 euros pagados por el lector.) 

Este acuerdo es de los más ventajosos que me he encontrado con una editorial, ya que normalmente el porcentaje del autor o era igual al del libro en papel (10%) o no superaba el 30%. Yo no haría cuentas sobre cuántos libros debe de venderse para que resulte rentable, ya que habría que contar el coste (Y los impuestos tras beneficios) y eso da para otra entrada, pero en mi caso particular te diría que si quisiera estar en equilibrio financiero contando como coste únicamente la mitad del coste de la ilustración –portada- que sí pagué yo de mi bolsillo (Y porque al usar la misma ilustración en papel lo he dividido entre dos) debería de vender 267 ejemplares y eso gracias a que AriadnaBooks en su momento decidió renunciar a su porcentaje de beneficios en la plataforma Amazon sobre Utopía de sueños porque si no necesitaría vender 535 ejemplares para obtener el mismo resultado.

Y no, aún no he vendido ni un 14% de los ejemplares necesarios para tal hazaña.

Tras examinar los datos extraigo las siguientes conclusiones:

- Un libro digital (También en papel por supuesto -Aunque debo de decir que en este formato sí he 'recuperado' la inversión realizada-) es un producto que necesita un volumen de ventas alto para que sea rentable económicamente hablando, situación que no se produce excepto en contadas ocasiones. De hecho un bestseller en Amazon es considerado a partir de la venta de más de mil libros de un mismo título. Es decir que si vendiera 1000 ejemplares de Utopía de sueños (Puestos a soñar) sería empezado a ser considerado un bestseller, eso implica que según el primer caso habría ganado 1880 euros y según el segundo caso expuesto habrían sido 570 euros. Dinero bruto sin descontar gastos e impuestos. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

- A su vez veo que Amazon, que es la plataforma de ejemplo usada, gana mucho más por cada libro si este cuesta menos de 2,60 euros; quizás por eso anima tanto a los autores a auto publicar en su plataforma y por debajo de ese umbral de 2,60 euros. Por esto quizás las editoriales, que al fin y al cabo viven de vender libros, no pueden entrar a competir en la plataforma con precios por debajo de 2,60 euros y posiblemente, mi opinión personal, ni siquiera tras mucho tiempo tras su publicación si es que alguna vez pudieran bajar de esa franja. 

- Y esto implica otra realidad, que si quieres estar visible en la plataforma más usada para la compra de libros electrónicos y no quieres fragmentar, y marear de paso al lector potencial, el precio entre ellas, el precio de Amazon marca el precio en todas porque Amazon no permite que vendas el mismo libro a menor precio en otras tiendas. 

-Y a todo esto me surge esta pregunta ¿Por qué no irse de Amazon? Pues bien sencilla la respuesta, porque si no estas en Amazon te pierdes la plataforma más usada por los potenciales lectores que de manera legal compran libros. Que un libro sea visible es difícil como para encima no estar en la plataforma más utilizada, por defecto, para la gran mayoría a nivel mundial.

Como decía en el primer post dedicado al tema el precio es un difícil y espinoso asunto  ¿Son caros? ¿Caros o baratos respecto a qué? Seguro que me dejo matices y que a ti te surgen otras preguntas -Para eso están los comentarios :-) y así abrir conversación -, pero por mi parte espero haber dejado un poco  más clara mi postura en esta serie  y haber ofrecido los suficientes datos para que cada uno pueda sacar su propia conclusión.

Juan Luis Galán Olmedo



No hay comentarios:

Publicar un comentario